sábado, enero 19, 2008

Vistazo Crítico Transversal 18




Michaux denigró al Ecuador.

Por Rocío Durán-Barba.
(París-Ginebra)

Ha empezado 2008. Y, lo ha hecho, con esa cierta esperanza que suele despertar el inicio de un año. Esta mañana me disponía a escribir algo con ese ánimo, pero me encontré con una noticia más bien sorprendente.

En la ciudad ecuatoriana de Guayaquil se ha organizado un evento, para este mes de enero, en torno a un señor que odió al Ecuador y lo denigró. Se trata de una «exposición documental» que propone un acercamiento para admirar la vida y obra de Henri Michaux, acompañada de 24 afiches.

Michaux escribió Ecuador, después de visitar el país acompañado del poeta Alfredo Gangotena. En el curso del viaje, redactó unas crónicas que fueron publicadas en la Nouvelle Revue Française, en París, causando escándalo. Escándalo por sus conceptos descarnados sobre el país que descubría, sus paisajes y habitantes... Su estilo hiriente llamó la atención. Logró derribar el sueño de viajar al horizonte latinoamericano, tan ambicionado entonces. Y, al volver a París, editó Ecuador, diario de viaje completando sus comentarios. Este libro destruyó la imagen del Ecuador y de los ecuatorianos. –La crítica internacional es unánime al respecto: si bien se reconoce su valor literario, se señala que «fue muy hiriente para los ecuatorianos», «denigró al Ecuador»...

El tema me hincó durante mucho tiempo, durante el cual me dediqué a almacenar información y estudiarlo, ya que Ecuador es muy difundido. Cuenta con múltiples ediciones, y es la mayor referencia internacional del país. Ha sido traducido a varias lenguas y, hace pocos años, al inglés, con lo cual consiguió circulación mundial. Esto me llevó a escribir Ecuador el velo se levanta, en cuyas páginas Michaux vuelve a la vida. Es una novela divertida, en la que una ecuatoriana va enloqueciendo presa del delirio de defender la imagen de su patria y compatriotas; lleva nuestro humor y, ante todo, un mensaje de hermandad y optimismo. El libro reivindica la belleza de mi país; pero, además, da a conocer el texto de Michaux: sus conceptos peyorativos y descripciones denegridas que nos dedicó. Esta es, en realidad, una de las ambiciones del libro: llevar al dominio público lo que fue capaz de escribir este autor sobre el Ecuador y los ecuatorianos –ya que cuando se editó en francés sólo llegó al reducido círculo que hablaba la lengua gala, dejándolo paralizado–. Personalmente, me resulta incomprensible se le haya rendido y se continúe rindiéndole homenaje en nuestro suelo.

www.rocioduranbarba.com

Vistazos Críticos Audiovisuales cumple 7 años

Los cumpleaños no siempre son dignos de celebrarse, pero el proyecto de Vistazos Críticos Audiovisuales cumple ya siete años de existen...